Información para Pacientes

AL MAL TIEMPO... BUENA CARA

Pensamos que la difícil realidad afrontada por las instituciones prestadoras de salud no la desconocía nadie, pero resulta alguien sí la desconoce, nada más y nada menos, que el Sistema Nacional de Salud.

En pasada visita del gobierno nacional, oímos que el problema viene de antes y que la caída del petróleo ha dejado deficitarias las arcas del Estado; sin embargo, billones de pesos se reparten a toda máquina y la vida de los colombianos se trata como cenicienta.

Se buscan recursos mediáticos para subsanar temporalmente el caos y lo que es peor, se nos advirtió que el año próximo el panorama estará cargado de negros nubarrones. Qué importante es contarles hoy a nuestros lectores que pesar de todas las adversidades, la Foscal ha sido siempre una organización fiel a su filosofía de servicio y de pie seguiremos luchando por la sanación de nuestros pacientes.

Todas nuestras dependencias acreditadas por Icontec con altos niveles de excelencia, han continuado la prestación de servicios y han reforzado el diario quehacer para ofrecer humana y cálida atención.

En la Organización Foscal, nuestro equipo profesional, administrativo, de odontólogos, enfermeras, auxiliares, médicos urgenciólogos y médicos generales así como especialistas, continúan trabajando bajo absurdas tarifas pagaderas a 7 meses pero atendiendo 24 horas en su noble labor. A pacientes y familiares con alma y buena cara, damos con entereza y responsabilidad integral servicio.

No es fácil sobrevivir a una cartera vencida superior a $80.000 millones y $15.000 millones de cuentas que nunca pagó el gobierno por las conocidas aseguradoras liquidadas. Recibir, por el cierre de otras clínicas, la carga de pacientes adicionales y la obligación bajo sanción de la SuperSalud de atender todo paciente que llegue con urgencia vital y sin capacidad de pago, excede ostensiblemente nuestra capacidad e impacta gravemente la cartera institucional.

Por lo anterior, Gracias de Corazón a nuestros profesionales de la medicina, paramédicos, colaboradores administrativos y casas comerciales que nos suministran insumos, equipos y medicamentos. Su generosa tolerancia y su gran compromiso nos permiten apalancarnos para sostener esta casa de salud.

A pesar del Mal Tiempo seguiremos luchando por mantener la Buena Cara frente a quienes como pacientes nos buscan por una esperanza de vida.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/virgilio-galvis-ramirez/329169-al-mal-tiempo-buena-cara. Si está pensando en hacer uso del mismo, recuerde que es obligación legal citar la fuente y por favor haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com - Galvis Ramírez y Cía. S.A.


Se buscan recursos mediáticos para subsanar temporalmente el caos y lo que es peor, se nos advirtió que el año próximo el panorama estará cargado de negros nubarrones. Qué importante es contarles hoy a nuestros lectores que pesar de todas las adversidades, la Foscal ha sido siempre una organización fiel a su filosofía de servicio y de pie seguiremos luchando por la sanación de nuestros pacientes.

Todas nuestras dependencias acreditadas por Icontec con altos niveles de excelencia, han continuado la prestación de servicios y han reforzado el diario quehacer para ofrecer humana y cálida atención.

En la Organización Foscal, nuestro equipo profesional, administrativo, de odontólogos, enfermeras, auxiliares, médicos urgenciólogos y médicos generales así como especialistas, continúan trabajando bajo absurdas tarifas pagaderas a 7 meses pero atendiendo 24 horas en su noble labor. A pacientes y familiares con alma y buena cara, damos con entereza y responsabilidad integral servicio.

No es fácil sobrevivir a una cartera vencida superior a $80.000 millones y $15.000 millones de cuentas que nunca pagó el gobierno por las conocidas aseguradoras liquidadas. Recibir, por el cierre de otras clínicas, la carga de pacientes adicionales y la obligación bajo sanción de la SuperSalud de atender todo paciente que llegue con urgencia vital y sin capacidad de pago, excede ostensiblemente nuestra capacidad e impacta gravemente la cartera institucional.

Por lo anterior, Gracias de Corazón a nuestros profesionales de la medicina, paramédicos, colaboradores administrativos y casas comerciales que nos suministran insumos, equipos y medicamentos. Su generosa tolerancia y su gran compromiso nos permiten apalancarnos para sostener esta casa de salud.

A pesar del Mal Tiempo seguiremos luchando por mantener la Buena Cara frente a quienes como pacientes nos buscan por una esperanza de vida.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/virgilio-galvis-ramirez/329169-al-mal-tiempo-buena-cara. Si está pensando en hacer uso del mismo, recuerde que es obligación legal citar la fuente y por favor haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com - Galvis Ramírez y Cía. S.A.
Está aquí: Inicio Para Pacientes Artículos de Interes