Cirugías Oftalmológicas

Cirugía de Catarata por Microincisión

Cirugía de Catarata

La cirugía de catarata se realiza por medio de la moderna técnica de la facoemulsificación y se cuenta con el equipo Infiniti de Alcon, el último desarrollo en el mundo para la cirugía de catarata por mínima incisión que combina los movimientos ultrasónicos lineales y torsionales, con puntas vibradoras anguladas.

 

Qué es la catarata?

El ojo humano posee un lente natural transparente, el cristalino, ubicado detrás de la pupila, que ayuda a enfocar las imágenes en la retina. Cuando se pierde la transparencia de este lente, aparece la catarata, que impide que la luz ingrese al ojo y, como consecuencia, disminuye la visión (la principal cauda de aparición de la catarata es la edad).

Cómo se soluciona?

Para solucionar este problema se debe retirar el lente natural (cristalino) y reemplazar por un lente artificial (lente intraocular). En la actualidad, esta cirugía se realiza haciendo una incisión muy pequeña, menor de 2,5 mm, y con un equipo que emplea vibraciones ultrasónicas (facoemulsificación)

 

Cuándo se debe contemplar la cirugía de catarata?

La cirugía de la catarata debe ser considerada cuando el paciente note que su desempeño normal está limitado por la disminución en la visión.  Debido a que la facoemulsificación es un procedimiento muy efectivo y seguro, ya no es verdad que las cataratas tengan que estar muy avanzadas, "madurar", para poder ser operadas.

 

Qué tan seguro es el procedimiento?

En manos experimentadas, utilizando la tecnología de punta existente, el procedimiento es muy seguro. Sin embargo, como en toda cirugía, existen riesgos asociados como infecciones o inflamaciones que pueden dejar secuelas visuales.  Afortunadamente, la posibilidad de que esto se presente en centros de alta tecnología como el Centro Oftalmológico Virgilio Galvis, es mínima.

 

Cómo se realiza la cirugía?

Para la cirugía se aplica anestesia local o en gotas y se realiza una incisión de menos de 3mm en la córnea y, por medio de ultrasonido, se aspira la catarata y se limpia el interior del ojo, para luego inyectar el lente intraocular que se despliega en el interior para reemplazar el cristalino.

Los resultados visuales se obtienen de forma muy rápida y, en la mayoría de los casos, el paciente puede retornar a sus actividades dos o tres días después de la cirugía.

 

Ventajas de la Facoemulsificación frente a la Cirugía tradicional

La facoemulsificación es más segura que la cirugía convencional porque existe menor probabilidad de que se presente una rara complicación en cirugía llamada hemorragia expulsiva.  Además, gracias a la mínima incisión que se realiza con la facoemulsificación, el ojo sufre menor trauma e inflamación y se logra una recuperación visual más rápida. Así mismo, la inducción de astigmatismo es mucho menor cuando se emplea esta técnica, razón por la cual el paciente logra una mejor visión lejana sin gafas.

Recuerde que es muy importante que el cirujano este bien entrenado en este procedimiento y que los equipos empleados para realizar la cirugía deben ser actualizados.

 

Es posible prescindir de las gafas después de la cirugía de cataratas?

El aumento de lente intraocular se calcula de manera específica para cada paciente, lo que posibilita corregir los defectos visuales pre-existentes como miopía e hipermetropía; inclusive, existe un nuevo modelo que permite corregir el astigmatismo (lente tórico).  Por lo tanto, en la mayoría de casos, el paciente puede prescindir de las gafas para ver de lejos, aunque para la lectura cercana si las necesita. Sin embargo, existe una alternativa nueva de lentes intraoculares multifocales que permite, en muchos casos, que el paciente pueda también leer sin gafas.

 

Solución para la catarata y para la presbicia (Lentes Restor)

Existen unos nuevos lentes intraoculares plegables multifocales que le permiten al paciente recuperar la visión lejana y cercana sin necesidad de anteojos (Lentes Restor). Estos lentes de alta tecnología óptica, constituyen un gran paso en el avance de la cirugía para la corrección óptica de los defectos visuales porque le ayudan al paciente a corregir la presbicia.

En consecuencia, un paciente que desee librarse de las gafas y de la catarata, aunque ésta sea incipiente, puede decidirse por el lente multifocal intraocular. Se debe tener un cuenta que estos lentes no funcionan exactamente igual al cristalino natural que tenemos.  Aunque funcionan muy bien, tienen ciertas limitaciones, así que la selección del paciente para este tipo de lente debe ser cuidadosa.

En visión nocturna pueden presentarse visión de halos de luz que, en ciertos casos, pueden dificultar la conducción de vehículos. Para períodos de lectura o trabajo en el computador prolongados, puede haber cierta dificultad. En general, estas molestias mejoran con el tiempo, pero en un pequeño porcentaje de pacientes, pueden permanecer.

Debido a los buenos resultados logrados con este lente, en casos de pacientes mayores de 45 años que no tengan catarata, pero que tengan un defecto refractivo alto (miopía, hipermetropía o astigmatismo), se puede considerar la facoemulsificación con la implantación de lente intraocular Restor para corregir este defecto y que el paciente se libere de las gafas”.)

 

You are here: Inicio Servicios Cirugías Oftalmológicas Cirugía de Pterigión