Información para Pacientes

Que la opinion juzgue

La semana pasada denuncie la incompetencia de la Sra. Claudia Amaya como secretaria departamental por la situación en la salud; la falta de despegue de su gestión; el malsano clima laboral que tiene en la secretaría y las infructuosas inversiones por casi $10.000 millones que hizo siendo secretaria de salud municipal de Bucaramanga en la deplorable administración pasada. En su mezquindad sacó a colación un “chat” sobre la sanción que hace 16 años me hicieran de la Procuraduría.

Hoy con el perdón de mis lectores, utilizaré la columna para, una vez más, contar la historia que ella busca revivir para silenciarme y tapar el concepto social que de sus ejecutorias se tiene. ¿Qué hice como ministro?: 1 -Reordenamiento administrativo y financiero para los hospitales públicos que aceptaron y hoy nuevamente en caos por corrupción. 2 -Dotar los hospitales de ambulancias 3- Repartir tecnología de alta gama 4 - Sanear el pasivo prestacional de salud del Depto. 5 - Otorgar dineros del IVA social a hospitales públicos y privados (Fundaciones ) para erradicar patologías definidas en el decreto; una de estas instituciones, fue la Fundación Cardiovascular con cerca de 4.000 millones para cirugías de enfermedades congénitas de corazón con excelentes resultados y a la Foscal $650 millones para cirugía de “labio leporino”; patología típica de pacientes postergados mal nutridos. Dineros que se invirtieron 100% y que fueron auditados caso por caso por la Contraloría Nacional . ¿Qué ocurrió? “Que amigos” santandereanos bien identificados, denunciaron a la Procuraduría que Yo triangulaba los dineros públicos a través de Foscal para pasarlos a la familia Galvis Ramírez.

Hoy la Sra. Amaya intenta copiar esta estrategia para callarme. Nunca le he temido a los corruptos que buscar revolcar falsos pasados para amedrentar a gente de bien y así tapar sus fechorías o la incompetencia. Valga la pena contar que después de 32 investigaciones se comprobó que los dineros dados para Santander se habían invertido 100% de manera correcta y que “0” de los dineros públicos habían pasado a la familia del ministro.

El Procurador de entonces Dr. Maya, con quien hablé, me levantó la sanción y me dejó un salario por la inasistencia a la juntas del Leprocomio en Contratación… Ud. ahora explique su incompetencia.